miércoles, 10 de julio de 2013

Jesús Carlos Quintas Barros, único orensano en completar la Batalla de Rande a nado

Aunque últimamente no queremos mezclar temas deportivos en nuestro blog, y dejarlo únicamente para el atletismo... no podemos pasar sin publicar la gran hazaña de un compañero:

El triatleta orensano Jesús Carlos Quintas Barros, compañero nuestro del Esprintes Ourense, tenía una espina clavada desde que el año pasado cuando se tuvo que retirar, por problemas estomacales, de la primera edición de una de las travesías "más complicadas del viejo continente", tal y como se cataloga esta prueba. La travesía a nado "Batalla de Rande" es una prueba de ultra fondo para nadadores experimentados que consta de 27 kms en su recorrido, nada más y nada menos que cubrir, nadando, el espacio que separa la playa de Rodas en las Islas Cíes y el embarcadero de la Isla de San Simón.
La prueba daba comienzo a las 9:00 h. del sábado 6 de julio con 21 participantes llegados de diferentes puntos de España: Ourense, Coruña, Vigo, Madrid, Valencia, Barcelona e incluso de Alemania. Dos fueron los nadadores que compartieron el triunfo final, Jesús Domínguez y Pep Vivas que llegaron a San Simón en un tiempo de seis horas y veintiseis minutos. Jesús Carlos fue el único orensano que se anotó este año a la Batalla, para cruzar de inicio a fin la Ría de Vigo; habiendo participado hace unos meses en el Medio Iroman de Arenales del Sol (Alicante) y recientemente en el Aviamán, en Ourense. Todos los nadadores contaban con el apoyo de un kayak, que les servía como embarcación de apoyo para los descansos y avituallamiento. Jesús Carlos llevó a su lado a dos palistas, la pareja formada por Liuda y Gilberto, que lo acompañaron durante todas las horas que duró la travesía, y que compartieron con él la ilusión, el cansancio, el sufrimiento y también la alegría final.
"Todos los allí presentes nadamos por gusto, por afición y hacemos este tipo de pruebas como un reto personal. Desde luego no se es más por llegar primero, ni menos que otros por abandonar, ya que una vez planteado este objetivo, todos tuvimos que planificarnos y emplear meses de entrenamiento y preparación", comenta Jesús Carlos, que tardó ocho horas y seis minutos en alcanzar San Simón cumpliendo, de esta manera, su objetivo. La peor parte la pasó en el estrecho de Rande, lugar donde confluyen diversas corrientes y que, a su paso, comenzaba a notar la marea bajando. Tuvo que emplearse a fondo para lograr cruzar ese tramo después de más de veinte kilómetros y, finalmente, verse ya en la ensenada de San Simón, a poca distancia de la meta. No corrieron la misma suerte otros nadadores, a los que la organización tuvo que recoger, después de 10 horas de travesía, alegando que prácticamente ni ellos ni las embarcaciones de apoyo avanzaban y no llegarían en el tiempo fijado. Finalmente 16 llegados a meta, 2 abandonos y 3 recogidos por la organización.
 Patricia recibe con alegría a su marido.

"¡Increíblemente grandioso! ha sido maravilloso poder disfrutar de estas aguas, de su dureza, de su grandiosidad. Disfrutando de cada brazada, en cada metro; también de la compañía de los kayakistas que me guiaron y me ayudaron, grandes amigos para siempre y a los que les debo mucho. Un reto, sobre todo, compartido con mi familia, mi mujer Patricia, mis hijos Samuel y Sergio, mis padres, hermanos... sin ellos y su apoyo constante, esto no habría sido posible."
Jesús Carlos pertenece al Club Natación Traviesas de Vigo, al club de triatlón de A Coruña Nosporlimit y al de atletismo de Ourense Esprintes Ourense.

 Jesús Carlos, en el centro, con Liuda y Gilberto.

 
Vídeo realizado por Liuda y Gilberto, los kayakistas de Jesús Carlos

Fotos: Oscar del Campo Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario