lunes, 26 de noviembre de 2012

Cronicas del Maraton de Valencia 2012

Cronica de César:

Hola chic@s
Valencia 2012, era el sitio para hacer un tiempazo, llana “decían” y fui a por esos 3:15 a un ritmo de 4:37, entrenando para eso durante 4 meses. Me parecía que se podía conseguir.

Solo pensé que lo conseguiría. 2 km y ahí se termino el sueño y salió la realidad esa que te pone en tu sitio en un Maratón. En el 3 nos dimos cuenta de que estábamos detrás del globo de 4 horas y con Antón abriendo paso entre gente que iba muy lenta. Me fui con él y Silvia hasta el 10 totalmente fuera del ritmo que teníamos pensado. Yo vi que aquello me llevaría a sufrir mucho al final, se lo dije a Silvia, y ella como valiente corredora que es decidió ir detrás de Antón. Así fue, yo bajé el ritmo a 4:45 en los km que pude, intentando ir lo más cómodo posible. En el paso por el km 20 comienzo a ver los primeros caídos tirados en las aceras, pálidos, y sólo pienso en ir cómodo, beber y no sufrir demasiado al final. Paso por los túneles en donde la música se convierte en ruido molesto. Los corredores, en la salida de los túneles, se atasca al ser pendiente y comienza el sufrimiento. Km 34: el ritmo ya pasa de 5; a veces recupero y pensando en, por lo menos, llegar a la meta. En el 36 lo peor: veo a Silvia andando, ¡no me lo podía creer!, le grito y el pensar en que había pasado me hace distraerme hasta el 39. Allí veo a alguien que va andando y lleva una camiseta que pone Ourense… es un corredor del Burgas al que le toco un brazo y le digo “vamos que non queda nada” y sigo. Un poco más adelante se pone a mi par y me anima pero él, ya recuperado, sigue y yo bajo aún más. Ya estoy en el 41,5 y ya no puedo más… sólo pienso en la meta y en parar yaaaaaaa!!!, y ¡toma! pisotón de uno que ya iba de un lado a otro, me paro y camino, miro el crono y veo que para lo que me falta tampoco es malísimo el tiempo. Me pasa Silvia, camino 20 mts más y me voy detrás de ella muy despacio. Dejo de verla pero ya sólo quedan metros. Oigo a Tita gritarme y miro. La localizo a ella y a su hermano y los saludo. Ya no queda nada y ¡zassss! el tío que viene detrás me empuja contra la valla… pero antes de que me caiga, me agarra por la cintura. Nos paramos los dos y comienza a decirme “lo siento… venga… vamos… falta sólo lo más bonito” y volvemos arrancar. Ya se me suben los gemelos pero ya estoy en la pasarela, precioso final y aún me quedan fuerzas para buscar la mejor foto y cruzo esa meta.

El Maratón pone a cada uno en su sitio y mi sitio era ese, al cruzar esa meta me sentí bien y el entreno de estos meses dará sus frutos.

Gracias a Tita que me aguanta todos los días, Gracias a todos los que me ayudaron a entrenar especialmente a mi aguadora Patricia, y gracias a dos grandes campeones ANTÓN Y SILVIA.

Cronica de Silvia:   Os dejo crónica de Maratón de Valencia y era el 4º.... la pretensión eran 3h:15, llevaba 3h:25 en A Coruña con temporal de viento y lluvia, para los que me conocen y saben de mis entranamientos, iba preparada para ese tiempo, y la idea era un ritmo de 4':37 durante los 10 primeros km sin pasarse un seg. para seguir rodando así hasta los últimos 10 que eran de mantenerse o tirara si se terciaba....

Decepcionada:

El objetivo no es la primera vez que no se cumple( Barcelona para 3H:30 y salieron 3h:33), pero el domingo lo eché todo por la borda por querer ser ambiciosa, mas de lo que debía,...no pude hacer las cosas de peor manera, y ese fué el resultado...no hay mas excusas, ni la humedad (94%) ni leches, he entrenado y corrido en condiciones climáticas mucho mas adversas que las del 18..

Aprendí que un maratón no es cualquier cosa, los anteriores me parecieron tan "fáciles" que le perdí el respeto a éste a la hora de organizarlo en salida, después de ver que a los 3 km el ritmo previsto seguía sin llegar( muchísima gente sin tiempo que sortear) cogí el ritmo del compañero Antón que con creces era mas alto que el mío…sumado a que mentalmente no iba muy bien asentada (me faltaban sensaciones, sí ,esas con las que corro siempre y que hacen que disfrute como una enana ).

Pos nada del km 5 al 20 y pico haciendo el loco, literalmente , para conseguir sacarle al garmin los minutos que me había puesto al comienzo y mi sensatez intentando abrirse paso sin ningún éxito… “ que te la vas a cargar, estás adelantando muy pronto y esto no es lo normal”

Y efectivamente a partir del 26 empiezan a flaquear las fuerzas, pero todavía me doy una tregua y pienso en que es un pequeño bajón que si me distraigo con cualquier detalle lo dejo pasar y recupero , pero no funcionó…comienzan a adelantarme y eso me hunde …no recuerdo el orden , pero Luis (colega del nike+) que parecía mantenerse , Jose Ramón (otro colega del nike+)que se pone a mi altura y no puedo decir ni mu, va adelantando, mira hacia atrás como diciendo vente, no podía …pasamos por unos túneles donde han puesto música con megafónía ... Saffri Duo me gustaba esa canción y mucho pero en otras circunstancias , en aquél momento el eco me producía aún mas sufriendo ... qué locura.....

La decisión de para y caminar fue muy dura, cuantas veces he dicho que eso no se hace nunca…ya no podía, y llegué a pensar en abandonar, estaba agotada física y mentalmente…me pasa Cesar, y el disgusto de verme así se nota en el laménto mas que ánimo que le sale de dentro, el tampoco iba bien….

Hasta el 38 fui peleándome con todo lo que llevaba en la cabeza, arranqué y paré dos o tres veces, no veía nada ni a nadie, sentía sed y hambre , mucha, (pero no vi pollos Cesar, jeje no veía nada) , decidí por primera vez en toda la carrera escucharme, pedí agua a la gente que tantísimo me animaba y me tomé un gel que por deseperación (nunca los había tomado) había cogido en un avituallamiento .

Arranqué de nuevo sacando fuerzas de donde podía, pero pensando en que no podía quedarme allí, el agua y el gel psicológicamente hicieron algo de efecto, ahora es cuando yo veo a Cesar y como puedo también le envío un ánimo/lamento, buuufff...

Había trabajado mucho para estar allí, y mi orgullo me impedía seguir pensando en no cruzar la meta, había dicho que lo haría y así fué , no en el tiempo entrenado pero en 3h:34 que tampoco está tan mal…

La decepción es para conmigo misma … siempre he sido, o lo he intentado , ser muy sensata en todo cuanto hago, y esta vez no lo he sido…de ahí el resultado, de nada sirven unos buenos entrenamientos si no se asientan en unas buenas bases….

Volveré, vaya si volveré a por los 42 ,,,,, pero DISFRUTANDOOOOOOO,


1 comentario:

  1. ¡Cuanto me recordáis a mi en Donosti 2011! ¡Qué putas las pasé! ¡Qué putas las pasásteis! Y lo mas curioso, que los tres, Silvia, Cesar y yo hicimos el mismo tiempo.

    Como no tengo abuelas... ¡QUE BUENOS SOMOS!

    Ánimo, FENÓMENOS, que esto no se queda aquí... ¡esto se hincha!

    ResponderEliminar