martes, 16 de marzo de 2010

Otro fin de semana y toledano sigue con sus epopeyas

Pues bien queridos amigos, como bien dice el titulo otro fin de semana y Tito el unico esprinte que permanece al pie del cañon, y ya van cuatro fines de semana que dobla, el sabado 13 de marzo estuvo en la carrera solidaria de Tui


















Momento de entrada de Tito en la meta de Monforte, dando por finalizado su epopeyico fin de semana

aqui quedan sus cronicas:


CARRERA SOLIDARIA DE TUY:

Hablamos de carrera a pie. Lo digo porque al llegar el sábado por la tarde a Tuy, me encontré con un montón de motos perfectamente alineadas y numeradas y, entonces dudé de si había acertado de prueba, de día o de hora.

En seguida vi a un habitual de las pedestres, con el dorsal enrollado y una camiseta verde en el brazo y respiré más tranquilo.Aparqué en una rotonda próxima y me fui a buscar mi dorsal y el de Pablo (Pájaroazul) que, aunque complicado lo tenía, intentaría venir.

La verdad es que reinaba un cierto caos en la mesa de reparto de números pero, no más que en otras pruebas en las que “se le amontona el chollo”. Hoy en día, cualquier organizador de una pedestre, tiene que saber que, si la incluye en el circuito, va a tener una asistencia considerable y, por lo tanto, debería estar preparado para ello.

Se me ocurren bastantes formas de “rentabilizar” la, cada día más numerosa participación en carreras populares pero, la imaginación es libre y, yo soy bastante tímido.

Me encuentro con los habituales, como diría mi admirado Furacán, los “frikis” del circuito Correr en Galicia: Lois, Montxo, Runrunpabli, Irdam, Tara, Tartarugo, Morán, Paulkoech, Homedenejro, Dr. Slump, Grimo, Xan, Safardatxo, Koala, Panzudopobrense, Beauvais y… seguramente otros que ahora no me acuerdo, pero que, ojo al dato, quiero aclarar que:SOY TREMENDAMENTE DESPISTADO Y QUE ,SI NO HABLO ES QUE NO VEO PORQUE YO, NO LE NIEGO EL SALUDO A NADIE.

Un poco de espera en la cola mientras veía por allí a Pedro Nimo, de paisano, supongo y deseo que, en su última fase de recuperación. Recojo los dorsales, el mío el 147, doy una pequeña cantidad de euros para la causa, (Si os digo la verdad, no sé cual es) y me largo a cambiarme al coche.

La tarde estaba semi-soleada. De vez en cuando alguna molesta ráfaga de aire algo frío hacía que, mientras calentábamos, buscásemos las zonas más iluminadas por el sol para estar más a gusto.

Finalmente, Pájaroazul no pudo venir. Yo había salido por la mañana y había llevado a la familia de compras a Tuy y a Valença, donde los deje para bajar a correr y, Pablo no podía venir por la mañana. La otra opción que tenía para venir también se fue al garete.

Hablando con Tartarugo, al que no conocía más que en fotos, nos sorprendió el disparo de salida, que debieron hacer con una escopeta del 12 porque, por poco, en vez de tomar la salida, nos echamos cuerpo a tierra .

Salimos del centro de la ciudad y, con ligera picada hacia abajo, me voy encontrando muy cómodo, tan solo un poco preocupado porque, por experiencia sé que, después de una bajada, casi siempre viene una subida.

Voy buscando la posición y, el pelotón, de poco más de doscientas unidades, se va estirando. Veo por delante a un crío de unos 11 o 12 años, con camiseta verde, corriendo y, respirando, de forma acompasada, con lo cual, le doy la misma consideración que a un senior y lo llevo de “liebre”. Antes de llegar al Km. 2, me alcanzan Montxo, del equipo Irmandiños y Grimo. Compartimos 3 o 4 Kms por una larga recta en la que, al final se hacía un giro de 180º con lo cual nos cruzábamos cabeza y cola de pelotón.

Aquí me gustaría, con el máximo respeto, hacer un inciso. Cuando en una carrera se da esta circunstancia, fijaros que, cuando el “grueso del pelotón” se cruza con cabeza de carrera, éste anima a los corredores que van en los primeros puestos. Ahora bien, ¿Quién nos anima a nosotros?. Los que vamos ahí también somos de Dios y, siempre pensé que contribuimos a que los ganadores se luzcan más, al vencer a tanta gente.

El chaval que llevábamos delante se mantenía firme pero, al cruzarse con Tara, ésta se paró a hablar unos segundos con él con lo que supusimos que sería su hijo pero ¡Oye!, a partir de ese momento, no sé lo que le diría, -cosas de madres, supongo- que, el chaval, sin perder la compostura, aflojó como deliberadamente, un poco el ritmo y conseguimos pasarlo.Km 5.Una chica de la organización nos decía que estábamos en la mitad, por eso digo que km 5. En ese momento, el crono marcaba 23 y algo pero, como me temía, comenzaba la subida y, al no estar entrenado, la sufro sobremanera. Hasta ese momento, desde que nos habíamos colocado en carrera, en el primer km. habíamos conservado la posición.

Pienso que nadie nos había rebasado. Veo a Montxo sobrado de fuerzas y a Grimo preparado para sufrir, no en vano está en la última fase de preparación para enfrentarse al maratón, y, me voy descolgando poco a poco. La subida no llega al km. pero, luego de un tramo de 500 m. de rompe-piernas, voy un poco justo y, trato de dosificar para, al menos, no sufrir.

Los últimos 3 kms, los hacemos por una pista asfaltada por una zona semirural, en la “parte de atrás” de Tuy que, aunque se me hace dura, me gusta . Aquí me alcanza DrSlump que, después de saludarme, me rebasa, se distancia y, de repente se vuelve y empieza a correr hacia atrás. Esperaba a su chica, que lo alcanza y, los veo marchar hacia delante. También me alcanza Irdam que, por supuesto me rebasa y, los dos corredores altos, de negro que llevaban tiempo a mi lado, se van a su vez hacia delante.

Al llegar a la zona urbana, creo que, además en solitario, echo en falta, tanto la señalización indicativa, como que el tráfico no se hubiera cortado de todo pero, ya digo que lo tengo vivido en más pruebas y, en fin, nos adaptamos.Llegada a la zona de meta, ángulo recto a la izquierda, unos diez metros para, volver a hacer un ángulo recto a la derecha y, encarar una recta de meta de unos 200 m. sobre losa de piedra. Llego bastante tocado pero, un número considerable de público, un cierto ambientillo y, de repente que veo a Morán animando como un cosaco y, el resto ya lo sabeis, Toledano que se viene arriba y, brinda a la afición un sprint contra sí mismo en el que tiene que forzar para salir victorioso, cruzando la línea de meta una vez más y, sobre todo, deseando poder volver a cruzarla cuanto antes.




Añadir que tuvo inicialmente problemas con la clasificación ya que no salía en un principio, y un monton de foreros de Correr en Galicia, quisieron mostrar su apoyo y declarar como testigos de su presencia y entrada en meta, gracias a todos, menos mal que al final no hizo falta y en otra calsificación posterior si que aparecía.

Y el domingo 14 de marzo no quedando tranquilo con lo del sabado se nos marcha a las Tierras del Lemos para correr la aqui queda su cronica:


MONFORTE DE LEMOS 2010

Para llegar a Monforte, desde Ourense, ¿Qué nos llevará… 20 minutos? Me preguntó Montxo en Tuy el sábado.

Algo más pero, poco más.La carretera que une Ourense con Monforte, transcurre, hasta el precioso pueblo de los Peares, paralela al río Miño.

Allí, el Sil se encuentra de bruces con el Miño y, se dice, que, contribuye con su caudal a darle fama.

El Paisaje es impresionante. La carretera, estrecha y peligrosa debido a los desprendimientos, seguramente fue proyectada por alguien que conocía bien la anterior, mucho más peligrosa, sinuosa y estrecha que ahora y que, comparándolas, la nueva le parecería una autopista.

Al llegar al alto de Guítara, en Ferreira de Pantón, se divisa a lo lejos Monforte de Lemos.

La mañana fría de un domingo de marzo, aparecía, sin embargo, radiante de sol y luz y, aunque casi sea pecado decir, se agradecía después de tanta lluvia invernal.

Llegar a Monforte y perderme por sus calles se me hace normal. No sé por que, pero, lo cierto es que, busque el destino que busque, siempre tardo en encontrarlo.

Al fin, la Plaza de Los Escolapios, lugar de salida. Aparcamiento amplio y cómodo en la ribera del río Cabe, que hoy sí, mostraba un envidiable aspecto. Falta una semana para la temporada truchera.

Recogida de dorsal cómoda y ágil. Regreso al coche y, verdaderamente era un placer corretear al sol, saludando a muchos conocidos y foreros. Decido poner el dorsal en la camiseta y dejarla en el portón abierto, con la radio encendida, mientras, Rubenigui, Yo, y un montón de gente corríamos haciendo círculos tras un campito de fútbol en el que jugaban unos niños.

-Me robaron la camiseta

Digo a un alucinado compañero que se cree que lo digo en broma. Durante unos segundos pierdo un poco el norte hasta que veo en la distancia a un forero que, en seguida se percata que la broma no me gusta y se acerca con una sonrisa que hace diluir el cabreo inicial.

Nos dirigimos a la salida. El ambiente es bueno. La mañana preciosa. Mucha gente me pregunta por el resto de Esprintes. Tendrán que conformarse con lo que hay. Ya vendrán mejores tiempos.

Si el día anterior en Tuy dispararon un cañonazo, hoy hacen sonar una bocina como la de un barco en la niebla.

Me acuerdo de la estrategia de Pájaroazul:”Salir a todo trapo y luego vivir de rentas con un ritmo majete” y, lo pongo en práctica.

Callejeamos un poco animados por bastante público hasta que, tomamos una recta que casi sale del pueblo en la que, al final, hay que hacer un giro de 180º y volver por el mismo sitio. Es la oportunidad de ver a la élite y a los populares más aventajados cruzarse con los que vamos un poco atrás.

Hago el primer km en 4 minutos y, me dispongo a “vivir de rentas” pero, las rentas empiezan a acabarse y, “el ritmo “majete” empieza sospechosamente, a convertirse en “trote borriquero”. Me alcanzan corredoras, corredores, señoras que a lo mejor, ni tan siquiera participaban y pasaban por allí casualmente un poco de prisa y, entonces, cambio la estrategia y, esta se convierte en “ir másrápidosihaypúblicoanimando” y “aflojarunpocodondenomeveanadie”.

Así completamos la primera vuelta. En la segunda trato de mantener el ritmo para bajar lo máximo posible de 5 min/km hasta que veo un incidente. El corredor que llevaba por delante, a unos 30 m., en un ángulo recto, resbaló sobre una de esas planchas de hierro que ponen las empresas constructoras en las calles cuando hacen zanjas y, se pegó un leñazo de los que hace daño ver. Creo que era del equipo Laboratorios Nupel. Los que vimos la caída., nos acojonamos por las posibles consecuencias pero, el tío, en un alarde de bravura, se levantó, siguió corriendo e, incluso incrementó el ritmo. Ni que decir tiene que viendo tal cosa me dije a mi mismo: “ese tiene que ir peor que tú, así que, espabilando que falta poco para llegar.

El último Km. lo pase sufriendo y, no porque fuera muy mal de pecho, o de piernas sino porque veía que me alcanzaban un grupito de corredores comandados por Tartaruga, que iban hablando de comidas, de mesones, de gastronomía y de cosas por el estilo lo que me hizo pensar: “estos si me pillan, me comen”. En fin… delirios que uno tiene en carrera.

Llego por fin a la meta. 50 m. vallados, como en las grandes pruebas, esprinto y entro como si llegara de primero en una final olímpica: Levanto los brazos y dedico un beso a la concurrencia. Muchos creerán que lo hacía de coña pero, os aseguro que era con el corazón.

32 minutos y pico en 7 kms. a una media de 4:40 que os digo no está nada mal para mí hoy.

Rapidísima y agilísima entrega de bebidas y frutas y, como alguien me dijo en una carrera: “otra más para el coleto”.

Recomendabilísima carrera que trataremos de repetir.



Como veis Tito ha disfrutado un monton este fin de semana,



y el resto de los esprintes que pasó con ellos, pues:

Oscar, de vacaciones con la familia por Andorra,

Hugo anda con temas que lo traen de cabeza, la juventud y el amor cuando se unen ya se sabe mezcla explosiva de ahí esos maravillosos tiempos que está haciendo ultimamente,

Felipe, con la familia ejerciendo de Técnico informatico (una de sus pasiones) en el Festival de la Canción Misionera de Orense y de paso aprovechando para descansar de su lesión y

Pablo con la familia tambien de retiro en el Seminario de Orense e igual que Felipe aprovechó para descansar de sus molestias.

Ya vendrán fines de semana en que volvamos a coincidir todos los esprintes para seguir dando guerra por las Carreras Populares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario